valoracion nvidia

El interés compuesto

La magia del interés compuesto

Descubre la magia del interés compuesto en tus inversiones. El interés compuesto suma ganancias al capital inicial, generando nuevos intereses que a su vez generan más ganancias. 

Seguro has escuchado sobre él en la escuela o la universidad.

En este artículo, entenderás por qué el interés compuesto es fundamental para tus finanzas personales e inversiones.

¿Sabías que si utilizas la magia del interés compuesto, podrías hacerte millonario de forma más rápida?

Pero primero, vamos a lo básico:

Todo se aprende mejor con un ejemplo, así que aquí vamos.

Imagina que tienes $100,000 debajo de tu colchón, aunque eso sea poco probable, pero bueno, estamos imaginando.

Un día, mientras ves la herramienta más “avanzada de información“, TikTok, descubres que hay un banco cerca de tu casa que ofrece pagar una tasa de interés del 10% anual por tu dinero.

Sin embargo, hay una condición: debes dejar tu dinero con ellos durante 20 años.

Entonces, sacas la calculadora y buscas en Google la fórmula del interés compuesto para ver cuánto dinero tendrías en 20 años. ¡Y sorpresa!

Entonces reemplazamos los datos:

Capital final = 100,000*(1+0.1)^20

Capital final = 672,749.00

Dices: “Bueno, no está nada mal, pero solo multipliqué mi dinero por 6.72 veces en 20 años”

Luego, mientras navegas por Instagram ves un anuncio de un nuevo banco que ofrece un 50% de interés anual con los mismos 20 años de plazo.

Entonces, sacas tu calculadora científica, que estaba empolvada, y dices:

Capital final = 100,000*(1+0.5)^20

Capital final = 332,525,673.00

Te dices a ti mismo: “Creo que me confundí, lo calcularé de nuevo”.

Pero lo intentas una vez más y, efectivamente, el cálculo es correcto.

En 20 años, tendrías nada menos que $332 millones de dólares.

Has descubierto que puedes convertirte en un alquimista de la inversión, puedes crear dinero de la nada.

Bueno, $100,000 no es que no sean nada, pero el punto es que has presenciado con tus propios ojos la magia del interés compuesto.

Ahora dices: “Sí, Yan, todo suena muy bonito con el interés compuesto, pero en primer lugar, no tengo $100,000 y no existe ningún banco que me pueda dar un 50% anual de interés“.

Antes de que tires la toalla, déjame decirte que esos bancos existen. Esos bancos de los que te hablo no son otra cosa que las empresas que cotizan en la bolsa de valores, como Google, Amazon, Meta, entre otras.

Al comprar acciones, puedes generar interés compuesto y tener la posibilidad de obtener tasas de interés de hasta el 100% o incluso más.

Seguro que estás pensando: “¡Eso es imposible, Yan! Creo que es otra estafa piramidal.

No puedo soportar otra estafa más después de lo de Bernard Madoff “.

Sabía que no me ibas a creer, pero tengo una imagen del comportamiento del precio de la acción de Facebook (META) en los últimos 6 meses, si tan solo 6 meses:

Como puedes observar, en los últimos 6 meses, el precio de las acciones ha subido un 128%.

Entonces, para que te conviertas en un alquimista de la inversión, debes buscar empresas que puedan aumentar su valor a una tasa alta, y verás que muy pronto podrás alcanzar tu meta, como por ejemplo, conseguir tu primer millón o tener la libertad financiera.

Como dice Warren BuffettSólo tienes que hacer muy pocas cosas bien en tu vida, siempre que no hagas demasiadas cosas mal.

No necesitas muchas inversiones buenas en tu vida para que te vaya bien, todo gracias al interés compuesto.

Por ejemplo si partimos de 100,000 dólares como capital inicial solo necesitaremos 6 inversiones buenas para lograr 1 millón de dólares.

Cuando habló de inversiones buenas me refiero a las que te den al menos un 50% de retorno, hagamos el calculo:

Capital final = 100,000*(1+0.5)^6

Capital final = 1,139,062.00

Como puedes observar, eso es lo maravilloso del interés compuesto, genera dinero del dinero.

Espero que hayas aprendido un poco sobre qué es el interés compuesto y cómo puede ayudarnos a hacer crecer nuestro dinero de forma exponencial.

Únete a nuestro grupo de WhatsApp: Aquí

Nos vemos en la próxima, querido alquimista de la inversión.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *